La República Peruana

Digamos que, no hay mucho de qué regocijarse, o si?

Desde la Emancipación del 28 de julio 1821, la República peruana ha pasado por etapas sombrías, donde en realidad los que se quedaron en el poder solo remplazaron a los antiguos ocupantes. La nueva élite dirigente, que se apoderó del poder ha gobernado siempre de espaldas al mundo andino y solo se preocuparon de la ciudad donde se edificó el palacio del conquistador Francisco Pizarro. O sea Lima.

En los últimos 50 años de vida republicana se alternaron democracias y dictaduras, con caudillos, autócratas, golpistas y “demócratas” a la cabeza; estos se han caracterizado por hacer cumplir los dictados del capital internacional en contra de los intereses nacionales; de otra parte han inaugurado una nueva forma de gobierno: La Cleptocracia; prueba de ello todos los últimos gobernantes y políticos están llamados a pasar el resto de sus días en las cárceles peruanas. Mientras tanto el país sigue sin atención, la concentración poblacional extrema en Lima, por una emigración interna en busca de oportunidades y el abandono de las provincias, es prueba de esta dinámica.
El General Juan Velazco Alvarado fue una excepción en este periodo y tal vez en toda la historia republicana, por haber llevado reformas estructurales – a veces con desaciertos- con una visión histórica de defender los intereses patrios y aplicar la justicia social para los más desheredados como fue el campesinado. Pero el proceso que inicio fue revertido por la misma Junta que apoyaba los intereses del sector tradicional del país.

En resumen la herencia que dejaron los diferentes gobiernos dieron los siguientes resultados.

  • Una centralización de la población en la capital, con polos extremos de riqueza y miseria, dejando vacío importantes zonas rurales sin producción. Ver documento
  • Una política económica Excluyente, que ha dejado a generaciones fuera del sistema productivo. Ver documento
  • Una juventud sin oportunidades reales de empleo, ni de estudios (los NINI) Ver documento
  • Un campesinado pobre en las altas zonas andinas
  • Sectores de la Amazonía abandonada donde la pobreza se desarrolla, y las mafias de apoderan de sus cultivos, obligándolos a cultivar la coca.
  • La índice delincuencia en aumento, basta consultar las estadísticas de Seguridad Ciudadana del INEI
  • Venta de nuestros minerales a precio cómodos para las transnacionales
  • Una economía informal de servicios a escaso valor agregado
  • Una economía dependiente de la venta de minerales en el mercado internacional
  • Una Televisión de poca o baja calidad que no contribuyen en nada a la educación de los televidentes (televisión basura)
  • La venta de importantes sectores estratégicos del estado a empresas nacionales, la telefonía, Aero Perú, y la amenaza de seguir vendiendo empresas del estado.
  • Un congreso desprestigiado tanto a nivel nacional que internacional.
  • Y una corrupción generalizada.

Esto es compatriotas un resumen somero de como se ve el Perú desde adentro como de afuera.

Cuantas generaciones Excluidas en sus mandatos?

Ellos y sus partidos políticos ya hicieron tiempo en el Perú.

Pasemos a otra cosa, seamos Decidores de nuestro destino: Educación científica para todos. Diversificación de la Economía. Infraestructuras modernas. Nueva estrategia para la venta de nuestros minerales. Nueva política Agraria. Nueva Capital Política. Y todo esto YA!, con profesionales confirmados y honestos en todas las direcciones.

Una reflexion interesante del Perú actual

Felizmente y por ello es que nos animamos en esta propuesta, es que el Perú tiene recursos y Profesionales Competentes que trabajan por el País, y lo hacen bien. Vean:

Entre el crecimiento de nuestro PIB y la realidad social en nuestras tres regiones, hay algo que no cuadra...

LA PRENSA